EL POLLO ECOLÓGICO DE PASTO DE GRANJEA

Más allá de las certificaciones

En Granjea nuestros pollospraderas frutales están certificados por el CAEX de la Junta de Extremadura bajo la normativa de Certificación Ecológica Europea. Sin embargo, dentro del mundo de la agroecología existe un fuerte debate sobre si se debe certificar o no. Te contamos nuestra postura y opinión al respecto.

Primero, debemos ¿certificar o no certificar en ecológico?

Aquí hay dos planteamientos diferentes: ver el vaso medio vacío o medio lleno.

La principal crítica fundamentada que se le hace a la certificación ecológica desde le mundo de la agricultura regenerativa y agroecología es que a la hora de legislar, de concretar qué prácticas pueden llevarse a cabo y cuáles no, la certificación se queda corta y no garantiza el cuidado del suelo ni de su cubierta vegetal. Pensemos, por ejemplo, que se puede usar el arado de forma sistemática en producciones ecológicas, lo que degrada el suelo y emite carbono a la atmósfera. Vaso medio vacío.

La otra forma de verlo es que la actual certificación es positiva ya que mejora claramente los estándares de la producción convencional. Es positiva sobre todo porque garantiza ausencias: ausencia de pesticidas y fertilizantes sintéticos, y ausencia de transgénicos. Además, establece unos mínimos en cuanto a las densidades de animales y al acceso que estos tienen al exterior. También regula y prohíbe en muchos casos el uso de aditivos y correctores sintéticos para la alimentación animal muy usados por la industria ganadera. Vaso medio lleno.

¿Cómo debería de ser la certificación ecológica?

Para nosotr@s, la certificación debería garantizar que la producción tiene un impacto positivo/regenerativo sobre el medio ambiente (o al menos no negativo), el bienestar de los animales, su salud y calidad nutricional. Incluso entendemos que también debería incorporar un contexto social de economía justa. En otras palabras, debería basarse en los principios de la agricultura regenerativa, como ya explicamos aquí.

Entonces, si la normativa de certificación ecológica actual se queda corta, como productor@s ¿debemos certificar o no?. Y como consumidor@s ¿debemos comprar productos ecológicos o no?.

Como productor@s, en Granjea hemos decidido certificar porque la entendemos como una garantía de mínimos. Así garantizamos que cumplimos con todos los aspectos positivos que sí tiene la normativa y tratamos de mejorarla ‘desde dentro’. Por supuesto no nos quedamos ahí sino que mantenemos estándares de producción y calidad mucho más altos que los de la normativa actual. En Granjea no hacemos agricultura ecológica, hacemos Agricultura Regenerativa.

Como consumidor@s, priorizamos productos de cercanía de los que conozcamos sus orígenes y a sus productor@s. Cuando esto no es posible apostamos por alimentos certificados ecológicos porque nos garantizan unos estándares de producción, que sin ser perfectos, son mucho mejores que los convencionales.

La producción ecológica de pollo

Los puntos que consideramos más importantes de la normativa actual sobre la certificación ecológica europea en la producción de pollo son los siguientes:

  • Los pollos han de vivir un mínimo de 81 días (la producción industrial los sacrifica con 30-40 días tras un proceso de engorde ultrarápido).
  • Han de alimentarse exclusivamente con praderas, granos y piensos certificados ecológicos. Esto garantiza que no se usan transgénicos.
  • Deben tener acceso al exterior al menos un tercio de su vida. En Granjea creemos que los animales deben vivir en el exterior, que pertenecen al campo. Limitar este acceso a un tercio de su vida no es suficiente. Pensemos que incluso en gallineros grandes, tras dos meses en confinamiento algunos pollos ya ni saldrán por la falta de costumbre y aclimatación cuando les den acceso el último mes de su vida.
  • La normativa dice que en los patios exteriores deberá de haber una mayoría de cubierta vegetal. Sin embargo, al no obligar a realizar una rotación constante de los pollos esto no se puede cumplir. El modelo de cría de pollo ecológico en España se basa en naves fijas que pueden contener hasta 4.800 pollos cada una y con acceso a un patio exterior. El uso diario del mismo patio exterior genera un impacto negativo devastador en el suelo y su cubierta vegetal por pisoteo, picoteo y exceso de carga de excrementos (nitrógeno). Es un modelo insostenible porque degrada el suelo y tiene un impacto negativo en el medio.
  • También exige que en el patio exterior haya 4m2 de espacio por pollo. En principio puede parecer buena idea, pero por otro lado creemos que más que la cantidad de espacio, el pollo necesita calidad de espacio. ¿Qué sentido tiene si cada día el pollo dispone de 4m2 de tierra desnuda saturada de excrementos?.

¿Es regenerativa o no? la pregunta correcta

Debemos de pasar del debate de «certificado vs no certificado» a preguntarnos si ¿es regenerativa o no?. Insistimos, la certificación ofrece aspectos positivos, pero es fundamental que apostemos por la agricultura regenerativa. Por estas razones en Granjea llevamos nuestros estándares de producción mucho más allá de la certificación ecológica. Certificamos, sí, pero no nos quedamos ahí, en tener el sello.

Usamos refugios móviles y movemos a los pollos a diario, para no degradar el suelo sino regenerarlo.

Nuestros pollos no salen al exterior, viven en él, y lo hacen en una pradera sana, libre de pesticidas y con vegetación e invertebrados de los que alimentarse, no en un terreno desnudo.

Voluntariamente hacemos un seguimiento veterinario continuo del bienestar de los pollos siguiendo como referencia los protocolos más exigentes que se han desarrollado (Welfare Quality).

En Granjea apostamos siempre por la transparencia.

¿Deben usarse transgénicos en alimentación?

Un tema que merece especial atención es el de los transgénicos, debido a su controversia y al debate social actual sobre lo adecuado de su uso. Por eso te invitamos a saber más sobre él y te contamos nuestras razones para estar en contra de su uso en alimentación (haz click en la imagen).

Fuentes de información y lecturas recomendadas

Únete a la rebelión en la granja

Suscríbete para recibir noticias de nuestro proyecto

¡Ya casi estamos! De acuerdo a la normativa, necesitamos que confirmes tu suscripción en el email que te acabamos de enviar