Seleccionar página

BENEFICIOS DE LA CARNE DE PASTO

¿Es un timo el pollo amarillo?

A la hora de comprar mucha gente asume que el color de la piel de los pollos es un indicador fiable de la calidad del producto o del tipo de vida que ha tenido, asociando tonos más amarillos con una mejor carne y un tipo de crianza en el exterior o “más natural”. ¿Es esto cierto?. En este artículo te lo vamos a aclarar.

¿De dónde viene esto del pollo amarillo?

Parece que el origen de este tema vino de una idea de marketing de una productora de pollos a gran escala. En su momento, entendieron que tenían que sacar un producto que se diferenciara de líneas más industriales (criadas en total confinamiento) y apostaron por un pollo llamado de corral (también campero), que se criaba con acceso al exterior, con una dieta que incluyese maíz, y que se diferenciaría visualmente de los otros por una coloración amarilla de su piel. Este producto también se diferenciaba en el precio, lógicamente, y a partir de ahí se ha ido instalando en el imaginario colectivo que el pollo amarillo se paga más caro que el blanco “industrial” porque ha sido criado de forma más natural y con mejor alimentación, por lo que su carne es de mejor calidad.

¿Es esto cierto?. Pues no necesariamente. Para empezar, las denominaciones “de corral” o “campero” no están recogidas en la normativa vigente en el caso de los pollos de carne. Por lo tanto, puedo llamar a mi pollo de corral o campero, ponerlo en la etiqueta y seguir criándolo en una nave en confinamiento absoluto. Como estas denominaciones no están reguladas no me tengo que ajustar a ningún estándar de cría, acceso al exterior y/o alimentación. Entonces, si esto es así en muchos casos, ¿cómo es que esos pollos tienen coloración amarilla?.

Orígenes del color amarillo en los pollos

Una vez se generalizó la idea de que los pollos amarillos eran de mejor calidad y se pagaban más caros muchos productores simplemente optaron por usar colorantes, que una vez añadidos a la dieta de sus pollos les conferían el deseado color amarillo. Es decir, siguieron criando a sus pollos igual que hacían antes pero añadiendo colorantes. Por supuesto, habrá algunos productores que ofrezcan pollos amarillos llamados de corral o camperos que mejoren su crianza y alimentación respecto al industrial, dándoles también acceso al exterior, pero es imposible saberlo solo por el nombre o el color del pollo.

Otra posible razón por la que los pollos pueden tener un color amarillo es una dieta con una alta proporción de maíz, que es muy rico en carotenos. De hecho, muchos productores utilizan como reclamo de sus productos una dieta muy rica en maíz en sus pollos, aludiendo que es una dieta más natural. Aquí es muy importante señalar que el maíz es uno de los componentes más caros de la dieta de las aves de corral, por lo que una buena parte de productores no certificados en ecológico que alimentan a sus pollos con mucho maíz usan maíz transgénico, que es mucho más barato. Aquí ya hemos señalado los efectos negativos del uso de transgénicos en alimentación, por lo que entendemos que estos productores también deberían de avisar a sus clientes si usan maíz transgénico para alimentar a sus animales (lamentablemente la normativa actual no obliga a los productores de ganado de indicar en las etiquetas de sus productos si sus animales han sido alimentados con transgénicos). Por nuestra parte, tenemos claro que una dieta basado en transgénicos no es una dieta más natural.

Entonces, ¿debo evitar comprar pollos amarillos o pollos que no tengan una piel blanca?. Pues tampoco es así, porque hay una tercera razón por la que los pollos pueden mostrar una piel amarilla: ¡el pastoreo!

Granjea

El pastoreo de pollos y los beneficios del acceso diario a pasto fresco

Las hojas verdes del pasto fresco están cargadas de pigmentos naturales (carotenoides), de tal manera que un pollo que tenga acceso a pasto fresco diario presentará una tonalidad amarillenta en su piel, al ir incorporando estos pigmentos en su dieta diaria. En Granjea, nuestros pollos ecológicos de pasto presentan una alta variedad de tonos amarillos en su piel, que varían entre individuos y según la estación del año. Lo que es seguro es que ninguno sale blanco, ya que siempre tienen acceso diario a pasto fresco.

Por otra parte, estamos en contra del uso de colorantes, incluso aquellos permitidos por la normativa ecológica (sí, hay colorantes eco permitidos), porque entendemos que es una forma de engaño al consumidor.

Insistimos que lo más importante no es el nombre o etiqueta del pollo que compres, sino la forma en que se ha criado y alimentado. Una tonalidad amarilla en la piel de los pollos solo será un indicador fiable de buena cría y calidad de la carne si se debe al consumo continuo de pasto fresco, ya que la carne de pollo ecológico de pasto posee unos claros beneficios nutricionales, como te explicamos aquí.

Fuentes de información y lecturas recomendadas

Únete a la rebelión en la granja

Suscríbete para recibir noticias de nuestro proyecto

¡Ya casi estamos! De acuerdo a la normativa, necesitamos que confirmes tu suscripción en el email que te acabamos de enviar