Seleccionar página

Pastoreo regenerativo con pollos

Para tener un efecto regenerativo sobre la vegetación y el suelo, y poder así captar carbono atmosférico y luchar contra el cambio climático, necesitamos realizar un pastoreo programado, es decir, controlar en espacio y tiempo el impacto de los animales (pollos en nuestro caso) en el suelo. Para ello necesitamos dos elementos esenciales: una estructura de cobijo y protección móvil, y un cercado portátil. Hoy vamos a hablar del primero de ellos: nuestro refugio móvil.

El gallinero, ¿fijo o móvil?

En prácticamente todos los sistemas de cría de aves de corral que conocemos se usa como elemento principal un gallinero, como el edificio o nave donde viven las aves, y desde el cual tienen acceso al exterior en según qué modelos de producción, ya que en la mayoría de sistemas de cría convencional los pollos jamás salen al exterior.

Sin embargo, para criar aves de pradera de forma regenerativa no solo basta con que puedan salir al exterior. Son imprescindibles dos cosas: que las aves estén en el campo, es decir, que no solo vivan con acceso al exterior sino que vivan en el exterior, y el movimiento, esto es, que se muevan de forma continua para controlar su impacto sobre las plantas y el suelo.

Por eso debemos de pasar de usar gallineros a usar otro tipo de estructuras que ofrezcan protección a las aves contra las inclemencias del tiempo a la vez que las podamos mover a diario por nuestra pradera, silvopasto o sistema agroforestal.

Los refugios móviles en Granjea

En Granjea hemos diseñado y construidos unos refugios móviles adaptados a nuestra escala de producción, a la climatología de esta zona donde estamos y a nuestra finca, en concreto a las dimensiones del espacio de pradera que queda entre líneas de frutales. Es muy importante que no copiemos simplemente otros modelos de refugios móviles sino que adaptemos nuestro diseño al contexto ambiental y climatológico que tengamos.

Los llamamos refugios en vez de gallineros porque no encierran a las aves sino que simplemente les ofrecen una sombra y un cobijo, pudiendo entrar y salir cuando quieran.

Hay muchos tipos de refugios o gallineros móviles, desde el clásico chicken tractor de Joel Salatin, el pionero de la cría de pollo de pasto, hasta estructuras móviles que albergan hasta varios centenares de pollos.

Construyendo tu propio refugio móvil

En Granjea hemos tratado de combinar funcionalidad, de modo que cumplan con su misión de protección, con que sean lo suficientemente ligeros como para poder moverlos a mano y no depender de otros vehículos de tracción.

Estamos en una zona expuesta al viento, por lo que optamos por una estructura de techo semicircular. Además, en esta zona llueve bastante en determinadas épocas del año, por lo que necesitábamos poder disponer de un suelo elevado donde los pollos encuentren un espacio seco y caliente en caso de que el suelo se encuentre encharcado o muy húmedo (especialmente en invierno). Como nuestras calles (espacios entre frutales) son estrechas, les hemos colocado dos ruedas con ejes giratorios, de tal manera que podamos girarlos en poco espacio para pasar de una calle a otra.

Para darle ligereza y solidez usamos para el techo un armazón de mallazo doblado y soldado a una base rectangular de ángulos, sobre la que van las ruedas. Usamos como suelo una malla metálica suficientemente resistente al peso de los pollos siempre cubierta de paja. En caso de viento y lluvia podemos usar unos toldos frontales para aumentar la protección, ya que las rampas de acceso al refugio son interiores.

Toda la estructura es fácilmente limpiable con una pistola de agua a presión.

Por último, además de móviles son estructuras modulares, y así podemos escalar la producción en función de la variación de la demanda, y nos evita realizar una gran inversión inicial, ya que podemos ir construyendo más poco a poco a medida que aumentamos nuestra producción.

Únete a la rebelión en la granja

Suscríbete para recibir noticias de nuestro proyecto

¡Ya casi estamos! De acuerdo a la normativa, necesitamos que confirmes tu suscripción en el email que te acabamos de enviar

Share This