Seleccionar página

Pastoreo regenerativo con pollos

En anteriores entradas ya te hemos contado que la base de una agricultura regenerativa con animales es un pastoreo programado. Para llevarlo a cabo con aves de pradera, pollos en nuestro caso, precisamos de dos elementos: una estructura de refugio móvil y un cercado portátil. Aquí ya te contamos cómo es el refugio móvil que usamos para mover a nuestros pollos por la pradera, así que hoy hablaremos sobre el cercado portátil.

Funciones del cercado portátil

El cercado no es otra cosa que una barrera física que usamos para delimitar una zona interior, donde están los pollos, de una exterior. Tiene una función doble.

La primera es la de controlar el espacio por el que se mueven e impactan los pollos, es decir, manejar y gestionar el área sobre la que queremos que pasten, pisoteen y fertilicen a través de sus excrementos.

Sin la cerca los pollos se podrían mover libremente por la pradera, una idea que en principio puede parece atractiva porque evoca la libertad. El problema es que para una adecuada gestión de los pastos el impacto de los animales debe de ser intenso y corto, con largos periodos de recuperación antes de que vuelvan a pastar en el mismo sitio.

Evitando el sobrepastoreo

Al contrario de lo que se piensa, el sobrepastoreo no se debe a un exceso de animales pastando en una zona sino a la falta de un periodo de recuperación o descanso del pasto tras ser pastado. Si no delimito la zona de impacto de los pollos y la muevo de forma continua no dejo que este se recupere tras el impacto de los pollos, y lo termino sobrecargando de nitrógeno por el exceso de excrementos, transformando este rico fertilizante natural en un potente agente contaminante.

Además, el impacto de los pollos va a ser muy desigual en la pradera, y van a sobreimpactar y sobrepastorear la zona cercana a su gallinero y probablemente su impacto no sea suficiente en las zonas más alejadas.

Sin embargo, al mover el cercado por toda la pradera, y con él los gallineros móviles, conseguimos que este impacto sea justo el adecuado y que sea homogéneo por toda la pradera, dejando, además, los periodos de descanso adecuados para la recuperación del pasto.

Protección frente a depredadores

La otra función esencial del cercado portátil es la de servir como barrera de protección de los pollos frente a posibles depredadores terrestres.

Ya hablaremos más en profundidad sobre este interesante tema en otra entrada, pero necesitamos poner medidas de protección para nuestros pollos frente a posibles depredadores, que en la zona donde nos encontramos son abundantes y muy diversos.

Cercados eléctricos, la solución ideal

Para que el cercado portátil sea funcional necesitamos dos cosas: que sea ligero y lo podamos manejar y mover fácilmente, ya que necesitaremos moverlo prácticamente a diario, y que sea eficaz como barrera física.

El más usado en este modelo de cría son los cercados eléctricos de malla gallinera con pastores eléctricos. Estos cercados consisten en una malla gallinera de determinada luz de malla (es más pequeña en la base para evitar que se cuelen animales pequeños) que lleva un alambre fino en sus líneas horizontales. Por este alambre circula corriente eléctrica.

Para dar consistencia a la malla esta cuenta con postes cada 3 metros aproximadamente, que disponen de una pica metálica en su base para ser clavados en el suelo.

En los extremos se cuenta con dos postes más gruesos que llevan una pica doble para darle mayor consistencia, y un enganche que permite conectar varias mallas para que circule la corriente eléctrica

El sistema necesita además de un pastor eléctrico, o aparato que emita la corriente eléctrica. Los hay de varios tipos y potencias, pero se dividen entre los que cuentan con batería, que se recarga con un cargador o a través de una placa solar, y los que van a 220v, enchufados al sistema eléctrico.

Por último, pero no menos importante, necesitamos una toma de tierra, un elemento metálico conectado al pastor que va enterrado en la tierra.

El principio de funcionamiento es muy sencillo. Cuando un animal toca la malla cierra el circuito de corriente entre la malla y la tierra y recibe una descarga. Es importante indicar que la descarga recibida no causa dolor, y que funciona muy bien por el susto que genera en el animal. De hecho, el cercado actúa como una barrera psicológica, más que física, y el animal aprende en seguida que no debe tocarla.

Insistimos que esta herramienta, esta tecnología, es fundamental hoy en día para hacer un pastoreo programado, ya que permite que una sola persona maneje y controle un grupo muy grande de animales.

Únete a la rebelión en la granja

Suscríbete para recibir noticias de nuestro proyecto

¡Ya casi estamos! De acuerdo a la normativa, necesitamos que confirmes tu suscripción en el email que te acabamos de enviar

Share This